Árbol nacional de Perú

Si quieres conocer detalles sobre la cultura peruana, has llegado al lugar adecuado. Después de todo, acá te ofreceremos información con todo lo que haga referencia a este país. Por hoy, nos encargaremos de hablarte sobre el árbol nacional de Perú y el motivo que lo llevó a ser tal.

¿Cuál es el árbol nacional de Perú?

aprende sobre el árbol nacional del perú

Antes de dar cualquier otro detalle referente al árbol nacional de Perú es necesario saber cuál es este. Por este motivo, el primer dato que te daremos sobre este es que su nombre es Cascarilla o árbol de Quina.

Científicamente, es conocido como, Cinchona officinalis o Cinchona pubescens. Su participación como un símbolo nacional se ve representada perfectamente en uno de los cuadrantes del escudo peruano.

¿Qué sabes del árbol de Quina?

Ahora que conocemos cuál es el árbol nacional de Perú, podemos comenzar a hablar de sus características. Estos árboles tienden a ser altos y llegan a medir más de un piso de altura. Su tronco casi cilíndrico es un espectáculo de casi simetría natural que se complementa con su frondosa copa.

A su vez, esta tiende a tener una forma redondeada que puede semejarse a la cabeza de algunos hongos. Sus hojas, de un verde intenso, comienzan redondeadas y regordetas para luego afinarse y terminar en una punta aguda.

Cualidades del árbol de Quina

Durante muchos años, esta especie vegetal era fácil de encontrar en cualquier parte de este vasto país. Sin embargo, sus cualidades medicinales la han vuelto un producto altamente codiciado por el mundo.

Entre las bondades del árbol nacional de Perú se cuenta su posibilidad de combatir la malaria. Asimismo, sus componentes naturales son capaces de atacar y eliminar el microorganismo Plasmodium que la produce.

Lee también:  Cuántos habitantes tiene Perú

Debido a la alta eficacia del mismo, el que es el árbol nacional de Perú, ha comenzado a desaparecer de sus tierras.

Por ello, su aparición en forma natural es cada vez menos común y se reduce a los cultivos del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *